Con nuestros mejores deseos para todos vosotros y, en especial, para Ana, Diego y familia, a quienes hemos tenido el placer de conocer este último año y con quienes hemos compartido mesas y unas inolvidables vacaciones: muy felices fiestas!


Como todos los años por estas fechas este pequeño espacio se va unos días de vacaciones. Y, antes de partir, queremos felicitaros las fiestas y desearos toda la felicidad que somos capaces de imaginar, toda la alegría necesaria para desbordar vuestros cuerpos y mentes, toda la paz, el trabajo y la salud que necesitamos y, en definitiva, lo mejor para todos y cada uno de vosotros, de vuestros familiares y amigos para estos días y para el 2.015 que está a punto de comenzar.

También queremos desearos, de todo corazón, que vuestros asados resulten jugosos y vuestros fritos crujientes. Que vuestros guisos sean capaces de reconfortar cuerpo y alma y que vuestros caldos y sopas hagan remontar al más persistente de los catarros o la peor de las resacas. Que vuestros dulces sean capaces de almibarar vuestras vidas y las de quienes os rodean, y que vuestras conservas, encurtidos y picantes añadan esa chispa de locura tan necesaria para abordar los quehaceres cotidianos. Que vuestros experimentos culinarios resulten sabrosos, sorprendentes y dignos de ser repetidos, y que encontréis siempre aquello que buscáis. Que vuestros vinos y licores preferidos jamás se estropeen, sino que mejoren, y que sus maridajes resulten, sencillamente, perfectos. Que las palabras fluyan en vuestros escritos como sabios manantiales y que vuestras imágenes muestren no sólo lo qué hacéis y cómo lo hacéis sino también todo el cariño que ponéis en ello. Y que vuestro entusiasmo y amor por y para la cocina sea correspondido y compensado con amor y más amor.

En definitiva, que al menos uno de nuestros deseos para el año que viene se cumpla –mejor si son dos-. Felices fiestas y nos vemos en unos días.

Anuncios