Una rápida y sencilla receta para preparar lo que bien puede ser bien una excelente merienda-cena, bien parte de una divertida entrada para ir abriendo el apetito antes de la comida. La particularidad de esta receta radica en su –digamos– perfecta combinación de sabores y texturas. De una parte unos daditos de pollo magníficamente aromatizados con estragón –todo un clásico– y, en esta ocasión, complementado con la suave, refrescante y aromática dulzura de los albaricoques secos. Además, el contraste entre la textura abizcochada del cake y la melosa y jugosa suavidad de los albaricoques y la carnosidad del pollo salteado completan el universo sensorial de esta deliciosa simpleza.

CakePoll00

Es esta, una vez más, una receta de origen francés que, en realidad puede ser elaborada con pechugas de cualquier tipo de ave. De hecho, y originariamente, habría de prepararse con carne de pintada, más sabrosa y firme. En cualquier caso, esta versión preparada con unas más accesibles pechugas de pollo –y una vez hecha la salvedad– no desdice en absoluto el resultado de la original. Y, puestos a hacer variaciones, también resulta deliciosa sustituyendo los albaricoques por unas olivas desaladas, deshuesadas y troceadas. A gusto del cocinero y de sus comensales!

Poco más hay que decir de esta diferente y sabrosa manera de presentar unas pechugas de pollo. En función de vuestras apetencias podéis degustarla en frío o en caliente, sola o acompañada con un poco de ensalada o una salsa ligera tártara o de yogur, o bien pasarla por una plancha caliente para templarla. Así que sin más preámbulos, vamos con los ingredientes necesarios.

  • Una Pechuga de Pollo de Corralque, como ya he comentado, puede ser de otra ave-.
  • Unos 200 gramos Albaricoques secos.
  • Tres Chalotaso escalonias-.
  • Unos 120 gramos de Mantequillaa temperatura ambiente o en pomada-.
  • Un par de pellizcos de Estragónal gusto-.
  • Unos 100 mililitros de Vino Blanco seco.
  • Sal y Pimientatambién al gusto-.
  • Tres Huevos medianos frescos.
  • 200 gramos Harina tamizada.
  • Un sobre de Levadura Royal.
  • 20 mililitros de Nata.
  • Unos 75 gramos Parmesano rallado.

Comenzaremos por precalentar el horno a 108ºC y, al mismo tiempo, engrasar con un poco de mantequilla y harina un molde de horno –puede ser uno específico para Cakes o, como en este caso, una sencilla fuente de horno-.

CakePoll01

Una vez completados los preliminares procedemos a cortar las pechugas y los albaricoques en daditos de tamaño similar y a trocear muy finamente las chalotas. Acercamos una sartén al fuego medio y con la ayuda de unos 20 gramos de mantequilla salteamos durante unos minutos los daditos de pollo y las chalotas. Cuando la carne tome un color blanquecino incorporamos los albaricoques, una pizca de sal y pimienta, el estragón, el vino blanco y unos 200 mililitros de agua. Dejamos que evapore parte del líquido, tapamos, bajamos a fuego suave y dejamos cocer suavemente durante unos 10 minutos más.

Mientras tanto, mezclamos en un bol o robot de cocina los huevos, la harina, la levadura, la mantequilla en pomada, la nata, el parmesano y un poco de sal y pimienta hasta obtener una masa homogénea.

CakePoll04

Una vez listas ambas partes –el relleno y la masa– procedemos a mezclarlas y a traspasar esta mezcla a la fuente que previamente habíamos engrasado y enharinado. Horneamos a 180ºC durante unos 45 minutos a altura media. Transcurrido el tiempo, comprobamos el punto de cocción con la punta de un cuchillo –es preferible que el interior resulte ligeramente húmedo antes que demasiado seco-. El cake está listo para ser degustado.

CakePoll03

A la hora de presentarlo, y como ya comentaba, podemos servirlo en caliente o en frío, acompañado por una ensalada o una sencilla salsa tipo tártara que prepararemos picando muy finamente media chalota, un par de pepinillos medianos, una cucharadita de alcaparras y unas gotas de limón y mezclándolos con cuatro o cinco cucharadas de mahonesa –casera, por supuesto-. Personalmente me gusta hacer lonchas –ya en frío-, tostarlas en una plancha con un poco de mantequilla y añadirles un poco de esta sencilla salsa. El crujiente de la plancha aporta una nueva textura y más sabor a esta interesante y sencilla receta. Y esto es todo; espero que ustedes la disfruten y, como siempre… bon appétit!

Anuncios