Tras unos días de vacaciones, depresiones postreras y trabajo acumulado, vamos a comenzar esta nueva temporada con algo tan sencillo y rápido como divertido, asequible y sabroso.

No deja de resultar curioso que bajo este sencillo –y evocador– nombre de “tortilla campera” se agrupen infinidad de recetas tan diversas y variadas como las localizaciones geográficas, las estaciones y/o los gustos de sus cocineros. Es lógico si entendemos que el único nexo común entre todas ellas es su elaboración a base de productos del campo y, por lo tanto, de la temporada y el lugar en que nos encontremos.

TortCamp00

De este modo, una tortilla campera primaveral se preparará con berenjenas, cebollas o ajos frescos, alcachofas, espárragos, etc. Y, por el contrario, su versión otoñal habría de contener tomates, pimientos, espinacas, zanahorias entre otros productos de temporada. No hay, por tanto, una sola tortilla campera, como no hay una sola estación ni un solo lugar en el que ésta se elabora.

La versión que os anoto a continuación podríamos denominarla Tortilla Campera de Primavera –y a mi manera– ya que está elaborada en esta estación y con algunos de sus productos más clásicos. En esta ocasión he optado por una versión muy sencilla, con tres ingredientes básicos –espárragos verdes, alcachofas y champiñones o setas de temporada– y unos cuantos comunes a todas las estaciones ya que aportan, además de la base de la receta –los huevos– una serie de aromas y sabores imprescindible para su elaboración. Vamos con la lista completa de ingredientes:

  • Ocho Huevos frescos grandes –la proporción entre huevos y el resto de ingredientes podéis ajustarla a vuestro gusto; esta receta admite sin problemas hasta una docena-.
  • Media docena también de Espárragos Verdessi son silvestres, mejor que mejor-.
  • Cuatro Alcachofas medianas.
  • Unos 200 gramos de Champiñones o, mejor aún, de Setas de Temporada que, en esta ocasión, no conseguí a tiempo-.
  • Cuatro dientes de Ajoque podéis sustituir por media docena de Ajos Frescos o Ajetes, prohibidos en mi cocina-.
  • Medio Pimiento de Espelette seco –o media Ñora y una punta de Cayena o Guindilla-.
  • Un buen puñado de Perejil fresco.
  • Una loncha gruesa de Jamón de Bodegacortada en taquitos-.
  • Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Sal y Pimienta al gusto –y con moderación-.
TortCamp01

Comenzaremos por preparar la verduras de temporada. Pelamos, troceamos en cuatro partes cada una de las alcachofas y las salteamos durante unos minutos con un poco de aceite de oliva y  sal –el proceso detallado lo podéis leer en esta otra receta-. Reservamos. Lavamos, cortamos la parte inferior de los espárragos y los salteamos durante unos 8 ó 10 minutos en una sartén con unas gotas de aceite y a fuego fuerte hasta que adquieran un tono tostado. Reservamos también.

Si vamos a emplear ajos tiernos –ajetes– los limpiamos, troceamos y salteamos a fuego medio junto con los taquitos de jamón. En caso contrario pelamos, retiramos el germen y salteamos los dientes de ajo troceados en cuatro junto con el jamón. En ambos casos hay que tener muchísimo cuidado para que no se quemen ya que amargarían y estropearían la tortilla.

TortCamp02

Una vez tomen color –y continuando a fuego medio– incorporamos los champiñones –o setas de temporada– limpios y troceados, unas ramitas de perejil troceado, el pimiento seco –de Espelette o Ñora– troceado, los espárragos y alcachofas también troceados en un tamaño similar al de los champiñones. Removemos, salpimentamos –teniendo cuidado con la sal del jamón– y dejamos hacer hasta que los champiñones hayan liberado todo su líquido y éste se haya evaporado.

Mientras tanto batimos los huevos en un bol o cuenco amplio. Personalmente prefiero no batirlos demasiado para obtener una cierta diferenciación entre las claras y las yemas, pero esto es una opción personal, como lo es el punto de cuajado de la tortilla –que prefiero sea jugoso-. Y, como para gustos están los colores, sigamos con la receta.

TortCamp03

Incorporamos todos los ingredientes salteados a los huevos batido, removemos bien y dejamos reposar –para que los sabores se extiendan– durante unos minutos. Mientras tanto, acercamos una sartén amplia y con un poco de aceite al fuego medio-alto. Una vez adquiera temperatura vertemos la mezcla, añadimos otro puñadito de perejil troceado –para que aporte el frescor final– y dejamos cuajar suavemente, removiendo de vez en cuando con la ayuda de una espátula.

Cuando los huevos estén a medio cuajar volteamos la tortilla con la ayuda de un plato amplio y continuamos la cocción durante un par de minutos a fuego medio-bajo y ya sin remover. Compramos el punto de cocción con la ayuda de una puntilla –o cuchillo– y cuando esté a nuestro gusto la retiramos del fuego. Es conveniente dejarla reposar unos minutos antes de servirla para que se atempere un poco.

TortCamp04

Ha llegado el momento de la degustación de esta sinfonía de sabores, aromas y textura de nuestros campos en primavera. Un plato ideal para un día como hoy, en los que la bella estación comienza a hacer las maletas para dar paso al verano. Despidámosla, por tanto, disfrutando de una generosa porción de tortilla, un buen trozo de pan casero y, como no, un aromático vino joven. Mientras tanto, un servidor se despide dejándoles, como siempre, con mis mejores deseos y… bon appétit!