Ahora que estamos a punto de abandonar esta bendita -y este año especialmente calurosa- tierra gaditana, quiero traeros una de las recetas que más me sorprendieron -y agradaron- durante mis primeras visitas al sur del sur; las almejas a la “cazera”. Me sorprendió, sobre todo, por la diversidad de sus ingredientes que, por otra parte, nada tienen que ver con las elaboraciones más norteñas que acostumbro a preparar, pero también por el delicado resultado de una mezcla, a priori, bastante poderosa.