Esto del retorno a la vida y actividad “normal” no tiene por qué ser aburrido. Como tampoco tiene que serlo el necesario reajuste dietético destinado a hacernos olvidar los excesos –ligeros o no tanto– propiciados por las mesas y sobremesas de estas fechas navideñas y de inicio de año –por no citar otros eventos como los días de santo Tomás, Reyes, san Sebastián y cumpleaños varios-. Sin comentarios. Así que vamos con una ligera ensalada templada a base de judías verdes planas –vainas que se llaman por estas tierra-, zanahorias y patatas que aliñaremos, a la hora de servir, con una salsa templada dulce y picante -sweet & spicy– y que aportará un punto de alegría a verduras, tubérculos y comensales. Terminaremos la receta coronándola con un huevo mollet, capaz de convertir…