“Un poco de carne, por favor!” parece escucharse al otro lado de la cocina. Y, la verdad, es que repasando mis última entradas debo reconocer que sí nos falta algo sólido a lo que hincar el diente. Así que vamos a por una buena pata de lechazo churro castellano y, con ella, a la cocina de nuevo. Creo que podemos encontrar tantas buenas recetas para preparar un lechazo asado como amantes de este plato -ya sean profesionales o aficionados- hay. Y, de todas las recetas que conozco para elaborar esta delicia de nuestra tierra y cocina me quedo, sin ningún género de dudas, con la que es, además, la más sencilla.