Esta receta que os anoto a continuación es mi variante aromatizada de un receta tradicional que desde hace años disfrutamos en familia. Para elaborar la versión estándar de la misma, basta con prescindir de las especias y su preparación. Os puedo garantizar que el resultado es tan sabroso tanto en un caso como en el otro si bien, como es de esperar, la variante aromatizada resulta mucho más exótica y perfumada. La elección os la dejo a vuestro criterio y ganas de experimentar.

Para quien no lo sepa, el Massala es mezcla de diversas especies de origen hindú y que admite tantas variaciones como podamos imaginar. Para esta receta vamos a utilizar una serie de bayas enteras que saltearemos en aceite –para aromatizarlo-. Algunas de estas especias las retiraremos a continuación -o, si os gustan los sabores más intensos, podéis dejarlas hasta el momento de montar la tartaleta-. Vamos con los ingredientes necesarios para esta receta:

  • Dos Cebollas blancas medianas.
  • Una docena de lonchas de Beicon ahumadoo panceta también ahumada-.
  • Una base de Hojaldre.
  • Medio vaso de Vino Blanco seco.
  • Un buen puñado de Queso Emmental rayado.
  • Un par de ramitas de Cilantro fresco.
  • Dos cucharadas de Aceite de Sésamoopcional, podéis reemplazarla por Aceite de cacahuete o girasol-.
  • Dos cucharadas de Aceite Oliva Virgen Extra.
  • Sal y Pimienta al gusto.

Para preparar el Massala necesitaremos:

  • 6 bayas de Cardamomo.
  • Un diente de Ajo.
  • Media ramita de Canela.
  • 4 Clavos de olor.
  • Un par de hojas de Laurel.
  • Una cucharadita de Mezcla de Pimientasblanca, negra, rosa-.
  • Un Anís estrellado.
TartCebMas01

El primer paso consiste en calentar suavemente en una sartén mediana el aceite de Sésamo junto con el de Oliva -o los que vayáis a emplear- . Incorporamos al aceite el diente de ajo picado muy finamente y antes de que tome color añadimos el resto de las especies cuidando en aplastar las bayas de cardamomo a fin de que liberen bien todos sus aromas. Dejamos que las especies de infusionen en el aceite durante un par de minutos y, a continuación, subimos el fuego al máximo e incorporamos la cebolla picada en juliana y el vino blanco. Salamos ligeramente y salteamos durante un minuto a fuego fuerte e, inmediatamente, bajamos la temperatura y dejamos que se evapore el alcohol y la cebolla se poche suavemente durante unos 20 minutos.

TartCebMas01c

Mientras tanto tomamos la base de hojaldre, la estiramos suavemente sobre una superficie enharinada y forramos con ella el molde presionando bien los ángulos y bordes. Cubrimos con papel sulfurizado y añadimos algo de peso sobre éste a fin de que la base de la masa suba en exceso. Horneamos a unos 180ºC durante unos 10-15 minutos -ver las instrucciones del fabricante para la cocción en blanco-.

TartCebMas01b

Una vez finalizada la cocción de la cebolla la retiramos a un extremo de la sartén a fin de decantar el aceite del sofrito. Este es el momento de retirar las especias “mayores” -anís estrellado, clavo, canela y cardamomo- dejando el resto como acompañamiento de la tartaleta.

TartCebMas04

Distribuimos uniformemente la cebolla aromatizada por encima de la masa de hojaldre precocinada y, sobre ella, vamos colocando las lonchas de beicon -o panceta- cubriendo bien el conjunto. Para finalizar espolvoreamos el queso sobre la tartaleta y la terminamos con un poco más de pimienta.

TartCebMas05

La tartaleta ya está lista. Solo queda hornearla durante unos 15 minutos a 210ºC , añadir unas hojitas de cilantro frescas y disfrutarla acompañada por una buena ensalada verde -canónigos y rúcula, por ejemplo– y de un buen vino joven con carácter como, por ejemplo un Dehesa de Gago 2011, un vino de Toro musculoso, jugoso, fresco y tremendamente frutal. Y como siempre, bon appétit!