Si hay un plato tradicional, sabroso y fácil de elaborar durante toda la temporada invernal ese es la porrusalda -o caldo de puerros-. Aunque en su origen y esencia este caldo se elabora básicamente con dos ingredientes, puerros y patatas -de ahí otro de los nombres con el que también es conocido “porrupatata”- sus diversas variantes admiten prácticamente cualquier otra verdura de temporada y de nuestro gusto y preferencia.