Ya que estos días estamos “celebrando” el fin del verano –de los largos días y las vacaciones cortas– qué mejor modo de brindar un postrero tributo a la más cálida de las estaciones que volviendo a su esencia vegetal –o casi– a través de un plato sencillo, ligero, sabroso, refrescante y al gusto de todo tipo y edad de comensales.

LasCalBer06

Para ello os propongo mi versión particular de este clásico, en el que sustituyo la fritura previa de los vegetales por un más saludable y ligero asado y que acompaño con unas sabrosas anchoas en aceite que potencian el sabor. Completo la receta con uno de mis últimos botes de tomate casero restantes de la temporada pasada –hay que empezar a preparar la nueva!-, ya que es fundamental –como siempre– que éste sea de óptima calidad y hecho a nuestro gusto.

LasCalBer02

Si no disponéis de un buen tomate casero, podéis sustituirlo por una fritada natural, preparada, por ejemplo, tal y como os indico a través de este enlace. Para acabar, ampliaremos la melosidad de las verduras con una buena dosis de Mozzarella y unas lonchas de cremoso Havarti. En cualquier caso, y para quienes prefieran un sabor más esencial –más vegetal-, aconsejo prescindir de las anchoas y de la cobertura final de láminas de queso Havarti. Y, como creo que una vez más ya hemos repasado todos los ingredientes, vamos con su resumen detallado;

  • Dos Calabacines de tamaño mediano.
  • Dos Berenjenas también de tamaño mediano.
  • Un bote mediano de Tomate Natural –o, en su defecto, un Pimiento verde tipo italiano, media Cebolla, un diente de Ajo y cuatro Tomates de rama para preparar una fritada casera-.
  • Una lata de Anchoas en Aceite de Oliva de calidad.
  • Dos –o tres– bolas de Mozzarella.
  • Media docena de lonchas finas de queso Havarti.
  • Un poco de Tomillo seco.
  • Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Sal y Pimienta al gusto.
LasCalBer03

Para comenzar lavamos y partimos las berenjenas y los calabacines en lonchas a lo largo y de similar grosor –de unos 3/5 milímetros-. Precalentamos el horno a unos 180ºC y cubrimos la fuente del horno con papel sulfurizado. Colocamos sobre éste las láminas de calabacín y berenjena en un par de capas separadas entre si por otra hoja de papel –es mejor dejar espacio entre ellas para poder manipularlas con comodidad una vez asadas-. Salamos y horneamos, tapadas con papel de aluminio, durante unos 35 ó 40 minutos.

LasCalBer04

Una vez asadas comenzamos a montar la lasagna. Tomamos una fuente amplia de horno, pintamos el fondo con un poco de aceite de oliva y colocamos una primera capa de berenjenas. Ponemos sobre ellas unas gotas de aceite de oliva y un poco de tomate casero –o de fritada– y terminamos con una anchoa sobre cada lámina. A continuación preparamos una nueva capa, de calabacines esta vez. Sobre ellos ponemos trozos de mozzarella y espolvoreamos ligeramente con tomillo. Volvemos a colocar las berenjenas restantes y repetimos todo el proceso –berenjenas / tomate / anchoas / calabacín– y terminamos cubriendo ésta última capa con las lonchas de harvati, unos trocitos de mozzarella y pimienta y tomillo al gusto.  Finalmente cubrimos toda la lasagna con papel de aluminio.

LasCalBer05

Antes de servir precalentamos el horno a 180ºC y horneamos durante unos 45 minutos cubierta con papel de aluminio. Acabamos gratinando a máxima potencia durante unos minutos hasta que la superficie quede dorada y crujiente. Servimos bien caliente y acompañamos con un tinto joven y afrutado que aporte a esta delicia de melosidad unos refrescantes toques frutales. Nada más, como siempre, que ustedes lo disfruten y… bon appétit!