Tras las extensas –y agotadoras– entradas precedentes dedicadas al Segundo aniversario de Muslo y Pechuga y a la fantástica edición de Julio del Juego de Blogueros hoy os quiero proponer algo tan ligero como refrescante y breve –por fin!-.

EnsMelJamFar03

Para ello vamos recuperar y modificar algo tan veraniego –y tan nuestro, aunque sobre esto podríamos hablar largo y tendido con nuestros vecinos transalpinos– como es la clásica entrada a base de melón y jamón. ¿Hay algo más apetitoso para comenzar una comida ligera en estos día de calor que esta deliciosa combinación de dulce y salado o seco y jugoso al mismo tiempo? Sinceramente, creo que no.

Para esta receta vamos a combinar ambos ingredientes principales con otros igualmente refrescantes hasta conseguir una fabulosa ensalada que puede servirnos perfectamente tanto como entrante como de plato único y ligero. Estos son los ingredientes:

  • 250 gramos de Farfallelacitos o mariposas-.
  • Medio Melón Galiamedio kilo ya limpio y troceado aproximadamente-.
  • Media docena de Tomates Cherry.
  • Una bola de Mozzarellaunos 125 gramos-.
  • Cuatro lonchas de Jamón curado –de bodega o ibérico, en función de vuestras preferencias-.
  • Una docena de Olivas Negras deshuesadas-.
  • Una docena de hojas de Albahaca fresca.
  • El zumo de un Limón.
  • Media cucharadita de Mostaza de Dijonopcional-.
  • Media docena de cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Sal y Pimienta al gusto.
EnsMelJamFar01

El proceso, como podéis imaginar, es sencillo a más no poder. Lo primero que hemos de hacer es cocer las pastas en agua ligeramente salada durante un minuto menos de lo que indique el fabricante –para que queden bien “al dente”-. Una vez transcurrido el tiempo las escurrimos y enfriamos con agua para cortar la cocción y que no se peguen. Las volvemos a escurrir y reservamos en un bol amplio –o ensaladera-.

Mientras tanto partimos el melón en dos, retiramos las semillas y la corteza y lo troceamos en cubitos -o en bolas, con la ayuda de un sacabolas o una cuchara parisina si queréis darle esta forma-. Partimos en trocitos de tamaño similar la mozzarella, los tomates por la mitad –en tres si son un poco grandes-, el jamón en tiras finas –reservamos un loncha para decorar– y, finalmente, las aceitunas en láminas. Lógicamente, es importante que todos los trozos tengan un tamaño similar.

EnsMelJamFar02

Mezclamos en un bol pequeño el aceite de oliva con el zumo del limón y la mostaza –opcionalmente-. Añadimos la mitad de las hojas de albahaca picadas –el resto servirán para decorar– , salpimentamos al gusto, comprobamos el punto del aliño y reservamos.

Terminamos incorporando el melón, la mozzarella, los tomates, las aceitunas, las tiras de jamón y la vinagreta al bol de la pasta fría. Mezclamos con cuidado y, si vamos a presentar el bol, añadimos el resto del jamón y hojas de albahaca. Si queremos preparar raciones individuales llenamos un aro con la ensalada y decoramos con un trozo de jamón, una hoja de albahaca y un hilo de vinagreta.

EnsMelJamFar04

Servimos en fresco –que no frío-, acompañamos con un vino rosado –este sí que ha de estar bien frío– y a disfrutar de esta revisión de todo un clásico de nuestra cocina de verano. La perfecta combinación entre la dulzura del melón –si conseguís un buen y maduro Cantaloupe me lo agradeceréis el resto vuestras vidas– con la salinidad del jamón curado y el punto de acidez de la vinagreta de limón es sencillamente memorable. Nada más que decir. Que ustedes lo disfruten y, como siempre… bon appétit!