No es este mi primer Blog, ni seguramente será el último. Ni tan siquiera es la primera vez que escribo sobre cocina, una de mis actividades favoritas. Pero entonces ¿por qué volver a empezar? La respuesta más rápida podría ser “¿y por que no?”, pero tras esto hay realmente muchos cambios. Personales, laborales y mucho tiempo y vivencias que, ahora mismo, me hacen ver aquel último post publicado como algo lejano y, en cierto modo, extraño. Es por ello que inicio una nueva aventura, como lo es en el fondo, el día a día. Y desde aquí os invito a todos vosotros -a los sufridos lectores y a los buscadores de respuestas urgentes, a los cocinillas novatos y a los recopiladores de gustos y sabores, a los grandes gourmets y a los buscadores insaciables de nuevas experiencias- a participar aportando vuestras ideas, conocimientos, experiencias, dudas, elogios y, también, críticas. Todo ello será bien recibido y digerido; lo aprovechable pasará a formar parte de mí mismo y lo insustancial será, simplemente, expulsado y olvidado. Va por ustedes!