Si hay una receta realmente sencilla para preparar una tarta de manzana es esta tarta Tatin o à l’envers -al revés-. Todo un clásico de la cocina francesa que, como tal, permanece rodeado de un cierto halo de leyenda que cuenta cómo las hermanas Tatin –Stéphanie y Caroline-, dos cocineras de la región de Sologne -centro de Francia- olvidaron poner la masa bajo su tarta de manzana. Al percatarse de ello y dadas la prisas por servir los postres y que las manzanas ya estaban asadas, decidieron poner la masa por encima de éstas, volviendo a hornear la preparación. A la hora de presentar la tarta simplemente la voltearon y voilà!, una tarta de manzana con la masa donde se supone que ha de estar. Hasta aquí la leyenda, la realidad nos cuenta que este modo de preparar la tarta es bastante común y tradicional en la región y que, tal vez, el verdadero mérito de las hermanas Tatin es haberla dado a conocer, entre otros, al propietario de Maxim’s quien a su vez, la reintrodujo en los ambientes más chics del París de la entreguerras.

Tatin5

En cualquier caso ser trata de una preparación tan simple como deliciosa para cuya elaboración sólo necesitaremos:

  • Unas 8 Manzanas de carne dura y ligeramente ácidas -tipo Reineta, Arianne o Pink-Lady-.
  • Una base de Pasta Brisa, Hojaldre o Quebrada -o, si preferimos prepararla nosotros mismos, podemos seguir estas instrucciones.
  • 80 gramos de Mantequilla.
  • 125 gramos de Azúcar.
  • Opcionalmente podemos aromatizar la preparación con un poco de Canela y medio vasito de Calvados -aguardiente de sidra originario de Normandía-.

En primer lugar lavamos y pelamos las manzanas. A continuación las troceamos en pedazos grandes teniendo cuidado de quitar las partes duras y pepitas del interior y las reservamos. Acercamos una cazuela amplia al fuego, en ella fundimos la mantequilla e incorporamos el azúcar dejando que la mezcla se caramelice durante unos 5 minutos. Bajamos el fuego a la mitad, añadimos las manzanas y dejamos que se vayan haciendo durante unos 20 minutos moviendo suavemente de vez en cuando -si deseamos aromatizar la preparación con canela y/o calvados éste es el momento de hacerlo-.

Tatin2

Precalentamos el horno a 190ºC y, una vez transcurrido el tiempo de cocción, pasamos las manzanas a un molde de tarta teniendo cuidado de juntarlas bien –así luego resultará más fácil de desmoldar-. Cubrimos las manzanas con la pasta brisa metiendo los bordes de la masa bien hasta el fondo del molde y horneamos durante 30 minutos -existe un modo más tradicional de prepararla y presentarla en el que se cubre directamente la cazuela en la que hemos cocido las manzanas y se hornea de este modo-.

Tatin4

Una vez transcurrido el tiempo, tomamos un plato de presentación, lo colocamos -con cuidado de no quemarnos- sobre la tarta y lo volteamos de tal modo que la masa quede sobre el plato -y las manzanas encima-. Y ya está lista para servir templada como manda la tradición. Se puede acompañar con un helado de vainilla o una buena cucharada de Crema Normanda. Bon appètit!

Anuncios